Mensaje con motivo de la conclusión del ciclo 2017 - 2018

Documento sin título

Este día, celebrando el Sacerdocio de Cristo, no sólo concluimos un curso escolar más; también cerramos una etapa en la Historia de la Formación Sacerdotal dentro del Seminario Conciliar de México.

La compleja realidad del mundo actual se refleja con claridad en las necesidades y cuestionamientos que la ciudad plantea a la Acción Pastoral de la Iglesia. Atento a los signos de los tiempos, el Papa Francisco ha venido impulsando una reforma que, necesariamente, exige también una renovación de la Formación Sacerdotal a fin de ofrecer a la Iglesia “Pastores con olor a oveja”.

Sumándose a este proyecto, en espíritu de fe y comunión, nuestro Padre y Pastor, el Sr. Cardenal Carlos Aguiar Retes, ha marcado ya la ruta y las nuevas líneas que regirán el itinerario de Formación Sacerdotal a partir del próximo curso.

En un momento tan especial y significativo para esta Iglesia Particular nos reunimos en vigilia de oración, ante Jesús Sacramentado, no sólo para hacer memoria de las alegrías, tristezas, gozos y dolores vividos en el presente ciclo escolar, sino también para poner al centro de nuestra oración al mismo Seminario como Institución: sus autoridades, bienhechores, colaboradores, seminaristas y formadores que, desde hace más de 3 siglos, han tejido una historia y la acción del Espíritu la ha colmado de frutos tanto en el campo religioso, como en el cultural, en el arte, en la promoción y desarrollo humanos y en el compromiso social. Elevemos, pues, una profunda acción de gracias “al Dueño de la Mies” que ha bendecido así la labor educativa del Seminario. También volteemos hacia el futuro con esperanza, ciertos de que “el vino nuevo” requiere de “odres nuevos”, mismos que se irán curando por la acción del Espíritu Santo y la docilidad de toda la comunidad educativa.

Todo cambio suscita resistencias e incertidumbre, pero la confianza en Dios disipa las dudas y trae la Paz. Les invito a tener muy presente a la Virgen Inmaculada, nuestra patrona, y escuchar de sus mismos labios esa tierna y cariñosa voz que nos dice: “hagan todo lo que él les diga”. Ella es la que forma Sacerdotes según el corazón de Cristo, en sus manos está la nueva etapa del Seminario y la garantía de que la Buena Nueva seguirá llegando al corazón de las nuevas generaciones.

 

24 de mayo de 2018
Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote.
Pbro. JOSÉ GUADALUPE GODINEZ CONTRERAS

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses