Encuentro de Bienhechores del Seminario 2017

El domingo 10 de septiembre, el Seminario Conciliar de México se vistió de gala para recibir a un grupo numeroso de personas que colaboran para poder continuar la labor formativa de la Institución.

El día fue muy festivo, lleno de la alegría de los hijos de Dios. Comenzó con una bienvenida del Padre Rector José Guadalupe Godínez Contreras, quien enfatizó el agradecimiento de parte de toda la comunidad por la presencia del grupo numeroso de bienhechores. Aprovechó el momento para manifestarles la gratitud de todo el Seminario.

Durante algunos minutos, se tuvieron cantos de alabanza y gozo por parte de un equipo de seminaristas encabezados por Daniel Salgado (3F) y Rodrigo Olvera (1T) quienes se encargaron de alegrar la mañana y disponer el cuerpo para un día de encuentro fraterno.

Durante la mañana se trabajó por grupos comentando diferentes aspectos de la formación sacerdotal. Después se presentaron todos los integrantes de la comunidad del Seminario Conciliar de México, de entre ellos, este año tuvo un matiz  eclesial interesante, esto por la presencia de poco mas de una decena de seminaristas de otras diócesis de México que residen en el Seminario Conciliar de México, que fieles a la tradición, abre sus puertas para recibir a cuantos así lo solicitan, abriendo un espacio de comunión y fraternidad entre las diferentes diócesis.

Durante el espacio de convivencia es de resaltarse la presentación de la pastoral vocacional a cargo del Pbro. Rubén Alanís, que junto con todo el equipo de promoción vocacional y de manera especial el grupo de primero de teología, se esmeraron por avivar la relación que existe entre los bienhechores y la pastoral vocacional, son ellos, los primeros promotores, que, extendiendo la labor del equipo, hacen posible que los jóvenes interesados en seguir al Señor puedan conocer el Seminario.

Después del encuentro en el Aula Sinodal de Casa Huipulco, se realizó una procesión eucarística que llevó a la Capilla Mayor para la Celebración de la Eucaristía, durante la homilía, el P. Rector expresó que la mayor acción de gracias que podemos brindar a quienes nos ayudan es precisamente la Eucaristía, y al ofrecerla también nosotros crecemos en el amor. Comentando la liturgia de la Palabra resaltó que amar al prójimo significa no dañar a nadie, ni ser causa de lucha, o guardar malos sentimientos, sino que el amor nos empuja siempre a obrar el bien, a ser ocasión de cercanía, el amor nos hace facilitadores del encuentro humano.

Al terminar la Eucaristía, todos compartieron los alimentos en el comedor de alumnos, en donde amenizados al son de una marimba se disfrutaron los diferentes platillos que los bienhechores prepararon para la ocasión. Durante este rato de convivencia, no faltaron los bailes, la alegría que brota del seguir a Jesucristo y el trabajo en equipo que toda la comunidad del Seminario pone al servicio de nuestros queridos bienhechores.

Poco a poco, se fueron despidiendo los asistentes, no sin antes aprovechar para agradecer de manera personal a cada uno su generosidad y presencia en este encuentro.
Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses